Tertulia Literaria

Hemos iniciado nuestras tertulias literarias del Curso 2017/18 y lo hemos hecho con los libros Cañas y Barro y Cuentos de Chejov.
Como siempre, un resumen de la misma en comentarios.

 

Sin nombre 14766420599
Anuncios

Una respuesta

  1. En esta primera tertulia del curso 17/18, hablamos del libro “Cañas y Barro” de Vicente Blasco Ibáñez y comentamos algunos cuentos de Chejòv.
    Empezó la tertulia con los cuentos, como no todas las asistentes habíamos leído los mismos, resultó muy dinámica e interesante y además despertó en todas nosotras una gran curiosidad hacia el autor y su obra. Se comentó que había varios aspectos comunes a todos los cuentos leídos, como por ejemplo, se refleja en ellos el comportamiento humano real, huyendo de las apariencias; aparece la falsedad de la burguesía, en la que se habían puesto esperanzas y, sin embargo, cae en los mismos errores que la aristocracia antigua; se tratan temas eróticos y amorosos impensables en la literatura hasta entonces.. Asímismo, hay una aguda penetración psicológica de los personajes
    Chejòv es un autor ruso de finales del siglo XIX, principios del siglo XX, y estos cuentos se pueden encuadrar en el Realismo, pero dando paso al Naturalismo, en el que el erotismo es uno de los temas centrales . Es, por tanto, un autor adelantado a su época.Todos los cuentos tienen acción, reflexión y emociones. En palabras de una tertuliana,” no tienen desperdicio ni los párrafos, ni las frases, ni siquiera las palabras”. Es un autor breve, ajustado, que construye obras maestras en muy pocas páginas.
    En cuanto al libro “Cañas y Barro”, publicado en 1902 (por tanto contemporáneo de Chéjov), se comenta que pinta la vida de la gente de la Albufera valenciana a través de tres generaciones: La del tío Paloma, para quien no existe más mundo que la pesca y la albufera; su hijo Tono, obsesionado, sin embargo, por ganar tierra a la laguna y dedicarse a cultivar arroz, para disgusto de su padre, que entendía que eso era propio de extranjeros, no de nacidos allí; y la del nieto, Tonet, la “oveja negra’” de la familia, que es un vividor, aventurero, y sobre todo, vago.
    A través de un triángulo amoroso, el autor aborda temas como la honra, la avaricia, el sexo….
    Los personajes principales son Tonet y Neleta, pero también Cañamel, el tabernero y marido de Neleta y Sangonera, el personaje más naturalista, casi animalesco, que aparece a lo largo de toda la obra.
    Se comenta que el autor ya en las dos primeras páginas, nos detalla el escenario y el ambiente minuciosamente. Aparece también el título que resume la obra y utiliza términos premonitorios como la barca-ataúd. Refleja asimismo el determinismo resignado.
    Esta obra pertenece a los inicios del Naturalismo, esta corriente -nos explican las profesoras especialistas- va más allá del Realismo anterior, se considera a Zola como su fundador y suele estar centrado en zonas rurales, aparece la influencia del ambiente en los comportamientos del ser humano (la explotación infantil, ambiente oscuro propio de la revolución industrial, etc.) .
    En cuanto al autor, Vicente Blasco Ibáñez, es coetáneo de Azorín, Unamuno, Baroja, Valle Inclán…pero fue infravalorado por éstos. No se le considera perteneciente a la generación del 98, se dice que es un autor psicalística, que quiere decir, que trata el erotismo, impensable hasta entonces. Marca, por tanto, un hito literario por la valentía del tema y se anticipa a la novela del siglo XX (Los Santos Inocentes, Pascual Duarte, etc).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: